Lo Último

Si eres Autor prueba la opción Entrada Nueva en la pestaña Entradas. Utiliza Chrome para ver el blog completo.

Date de alta como Autor en Universo Mágico Público

Comunidades para disfrutar de la Astronomía: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads

Colecciones de Google Plus para disfrutar del Universo: Astronomía en fotos - Astronomía en vídeo

Sky around the most remote quasar


This visible-light wide-field image of the region around ULAS J1120+0641, the most distant quasar found so far, was created from photographs taken through red and blue filters and forming part of the Digitized Sky Survey 2. The object itself lies very close to the centre and is not visible in this picture, but many other, much closer, galaxies are seen in this wide-field view that spans about three degrees of sky.

Credit:
ESO and Digitized Sky Survey 2. Acknowledgment: Davide De Martin

Estrellas creadas más rápido poco después de Big Bang

Justo después del Big Bang: Las galaxias crearon estrellas cien veces más rápido ahora

Fecha: 24 de mayo de 2017


Fuente: Carnegie Institution for Science

Resumen:

Un equipo de astrónomos ha descubierto un nuevo tipo de galaxia que, aunque extremadamente antigua - formada menos de mil millones de años después del Big Bang - crea estrellas más de cien veces más rápido que nuestra propia Vía Láctea.

Compartir:

HISTORIA COMPLETA

Esta es la impresión de un artista de un cuasar y la vecina galaxia que se fusiona. Las galaxias observadas por el equipo son tan distantes que actualmente no se pueden realizar imágenes detalladas. Esta combinación de imágenes de las contrapartes cercanas da una impresión de cómo podrían mirar con más detalle.

Crédito: La imagen fue creada por el Instituto Max Planck de Astronomía utilizando material del Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA

Un equipo de astrónomos, entre ellos Eduardo Bañados, de Carnegie, y dirigido por Roberto Decarli del Instituto Max Planck de Astronomía, ha descubierto una nueva galaxia que, aunque muy antigua -formada menos de mil millones de años después del Big Bang- crea estrellas más que Cien veces más rápido que nuestra propia Vía Láctea.

Sus hallazgos son publicados por Nature.


El descubrimiento del equipo podría ayudar a resolver un rompecabezas cósmico - una misteriosa población de galaxias sorprendentemente masivas desde cuando el universo era sólo el 10 por ciento de su edad actual.

Después de observar estas galaxias hace unos años, los astrónomos propusieron que debían haber sido creados a partir de galaxias precursoras hiper-productivas, que es la única forma en que tantas estrellas podrían haberse formado tan rápidamente. Pero hasta ahora los astrónomos nunca habían visto nada que se ajustara a la ley para estos precursores.

Esta población recién descubierta podría resolver el misterio de cómo estas galaxias extremadamente grandes llegaron a tener cientos de miles de millones de estrellas en ellos cuando se formaron sólo 1.5 millones de años después del Big Bang, que requieren una formación estelar muy rápida.

El equipo hizo este descubrimiento por accidente al investigar cuásares, que son agujeros negros supermasivos que se sientan en el centro de galaxias enormes, la materia de acreción. Estaban tratando de estudiar la formación de estrellas en las galaxias que alojan estos quásares.

"Pero lo que encontramos, en cuatro casos separados, eran galaxias vecinas que estaban formando estrellas a un ritmo furioso, produciendo cientos de masas solares de estrellas nuevas por año", explicó Decarli.

"Es muy probable que no sea una coincidencia encontrar estas galaxias productivas cerca de quásares brillantes. Se cree que los cuásares se forman en regiones del universo donde la densidad de materia en gran escala es mucho más alta que la media. Galaxias que forman nuevas estrellas a un ritmo mucho mayor ", añadió Fabian Walter, también de Max Planck.

"Ya sea que las galaxias de rápido crecimiento que descubrimos sean de hecho precursoras de las galaxias masivas, vistas por primera vez hace unos años, requerirán más trabajo para ver cuán comunes son en realidad", explicó Bañados.

El equipo de Decarli ya tiene investigaciones de seguimiento planeadas para explorar esta cuestión.

El equipo también encontró lo que parece ser el primer ejemplo conocido de dos galaxias sometidas a una fusión, que es otro importante mecanismo de crecimiento de las galaxias. Las nuevas observaciones proporcionan la primera evidencia directa de que tales fusiones han tenido lugar incluso en las primeras etapas de la evolución de las galaxias, menos de mil millones de años después del Big Bang.

Misterio resuelto de cómo la antimateria en la Vía Láctea forma

Científicos resuelven el misterio de cómo la mayoría de la antimateria en la Vía Láctea forma

22 de mayo de 2017


 Científicos resuelven el misterio de cómo la mayoría de la antimateria en la Vía Láctea forma

Crédito: Universidad Nacional de Australia
Un equipo de astrofísicos internacionales dirigido por la Universidad Nacional Australiana (ANU) ha demostrado cómo se forma la mayor parte de la antimateria en la Vía Láctea.
La antimateria es un material compuesto por los compañeros antipartículas de la materia ordinaria, cuando la antimateria se encuentra con la materia, se aniquilan rápidamente para formar una ráfaga de energía en forma de rayos gamma.

Los científicos saben desde principios de los años setenta que las partes internas de la galaxia de la Vía Láctea son una fuente fuerte de rayos gamma, lo que indica la existencia de antimateria, pero no había habido una visión establecida de dónde provenía la antimateria.
El investigador de la ANU, Roland Crocker, dijo que el equipo había demostrado que la causa fue una serie de débiles explosiones de supernova durante millones de años, cada una creada por la convergencia de dos enanas blancas que son restos ultracompactos de estrellas no mayores que dos soles.

"Nuestra investigación proporciona una nueva visión de una parte de la Vía Láctea donde encontramos algunas de las estrellas más antiguas de nuestra galaxia", dijo el Dr. Crocker de la ANU Research School of Astronomy and Astrophysics.

El Dr. Crocker dijo que el equipo había descartado el agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea y la misteriosa materia oscura como fuentes de la antimateria.

Dijo que la antimateria provenía de un sistema en el que dos enanas blancas forman un sistema binario y chocan entre sí. El más pequeño de las estrellas binarias pierde masa a la estrella más grande y termina su vida como una enana blanca de helio, mientras que la estrella más grande termina como una enana blanca de carbono-oxígeno.

"El sistema binario se concede un momento final de drama extremo: a medida que las enanas blancas se orbitan entre sí, el sistema pierde energía a las ondas gravitatorias, haciendo que se enrosquen cada vez más entre sí", dijo el Dr. Crocker.

Dijo que una vez que llegaron demasiado cerca la enana blanca de carbono-oxígeno arrancó la estrella compañera cuyo helio formó rápidamente una cubierta densa que cubría la estrella más grande, conduciendo rápidamente a una supernova termonuclear que era la fuente de la antimateria.

La investigación se publica en Nature Astronomy.

Lea más en: https://phys.org/news/2017-05-scientists-mystery-antimatter-milky.html#jCp

TRAPENSE-1

    




        Un grupo de científicos usando el telescopio espacial Kepler de la NASA identificaron un patrón regular en las órbitas de los planetas en el TRAPENSE-1 sistema que confirmado que sospecha detalles acerca de la órbita de su más externo y menos entendido planeta, TRAPENSE-1h.

    TRAPENSE-1 es sólo el ocho por ciento de la masa de nuestro Sol, por lo que es una estrella más fría y menos luminosa. Es el hogar de siete planetas del tamaño, tres de ellos en la órbita de su estrella habitable en una zona del rango de distancias desde una estrella donde el agua líquida bien podría ser una piscina en la superficie de un planeta rocoso. El sistema se encuentra a unos 40 años luz de distancia en la constelación de Acuario y se estima que es entre 3 mil millones y 8 mil millones de años de edad.


     Los astrónomos de la Universidad de Washington han utilizado datos de la nave espacial Kepler para confirmar que TRAPENSE-1h orbita su estrella cada 19 días. A los seis millones de millas de su estrella enana fría, TRAPENSE-1H se encuentra más allá del borde exterior de la zona habitable, y es probable haya demasiado frío para la vida tal como la conocemos. La cantidad de energía (por unidad de área)que el planeta recibe de su estrella es comparable a lo que el planeta enano Ceres, que se encuentra en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, recibe de nuestro sol.

    “Es increíblemente emocionante que estamos aprendiendo más acerca de este sistema planetario en otros lugares, especialmente sobre el planeta h, que apenas teníamos información sobre el hasta ahora”, dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en la sede en Washington. “Este hallazgo es un gran ejemplo de cómo la comunidad científica está desatando el poder de los datos complementarios de nuestros diferentes misiones para hacer tales descubrimientos fascinantes.”

"Realmente me complace que TRAPENSE-1H era exactamente tal como nuestro equipo predijo que sería, estaba yo preocupado por si  estábamos viendo lo que queríamos ver -.Después de todo, las cosas casi nunca son exactamente lo que usted espera que sea en este campo ", dijo Rodrigo Luger, estudiante de doctorado en la Universidad de Washington en Seattle, y autor principal del estudio publicado en la revista Nature astronomía. "La naturaleza generalmente nos sorprende a cada paso, pero, en este caso, la teoría y la observación coincide perfectamente."











Crédito/NASA




Barred Spiral Galaxy NGC 1672

Hubble Space Telescope view of the nearby barred spiral galaxy NGC 1672 unveils details in the galaxy's star-forming clouds and dark bands of interstellar dust. One of the most striking features is the dust lanes that extend away from the nucleus and follow the inner edges of the galaxy's spiral arms. Clusters of hot young blue stars form along the spiral arms and ionize surrounding clouds of hydrogen gas that glow red. Delicate curtains of dust partially obscure and redden the light of the stars behind them by scattering blue light. Galaxies lying behind NGC 1672 give the illusion they are embedded in the foreground galaxy, even though they are really much farther away. They also appear reddened as they shine through NGC 1672's dust. A few bright foreground stars inside our own Milky Way Galaxy appear in the image as bright and diamond-like objects.



As a prototypical barred spiral galaxy, NGC 1672 differs from normal spiral galaxies, in that the arms do not twist all the way into the center. Instead, they are attached to the two ends of a straight bar of stars enclosing the nucleus. Viewed nearly face on, NGC 1672 shows intense star formation regions especially off in the ends of its central bar. Astronomers believe that barred spirals have a unique mechanism that channels gas from the disk inward towards the nucleus. This allows the bar portion of the galaxy to serve as an area of new star generation.

NGC 1672 is also classified as a Seyfert galaxy. Seyferts are a subset of galaxies with active nuclei. The energy output of these nuclei can sometimes outshine their host galaxies. This activity is powered by accretion onto supermassive black holes. NGC 1672 is more than 60 million light-years away in the direction of the southern constellation Dorado. These observations of NGC 1672 were taken with Hubble's Advanced Camera for Surveys in August of 2005. The composite image was made by using filters that isolate light from the blue, green, and infrared portions of the spectrum, as well as emission from ionized hydrogen.


Credit: NASA, ESA, and The Hubble Heritage Team (STScI/AURA)-ESA/Hubble Collaboration

Puente magnético entre las nubes de Magellanic descubierto

Los astrónomos descubren el puente magnético entre las nubes de Magallanes

Por: Summer Ash | 19 de mayo de 2017


Un campo magnético parece abarcar el espacio entre las Grandes y Pequeñas Nubes de Magallanes, las dos galaxias enanas consumidas por nuestra Galaxia de la Vía Láctea.

Para los astrónomos del hemisferio norte, es fácil olvidar que la Vía Láctea está consumiendo activamente dos galaxias enanas. Aquellos en el hemisferio sur tienen un asiento en primera fila para ver nuestra galaxia causar estragos en las grandes y pequeñas nubes de Magallanes (LMC y SMC). Pero hay más en la historia: los enanos no sólo interactúan gravitacionalmente con la Vía Láctea sino también con los demás.

Los efectos gravitatorios evidentes a partir de estas interacciones pueden decirnos mucho sobre la historia y evolución de estas galaxias, así como los entornos que las rodean, pero la gravedad no es la única fuerza en acción aquí. Los campos magnéticos también juegan un papel, uno de los astrónomos todavía está intentando romper. Ahora, por primera vez, los investigadores que utilizan el radiotelescopio Australia Telescope Compact Array en Nueva Gales del Sur, Australia, han detectado un campo magnético en el espacio entre las nubes de Magallanes. Llamado el Puente de Magallanes, esta estructura es un filamento largo de 75.000 años luz de gas y polvo que se extiende desde el LMC hasta el SMC. Estos resultados se publican en los Avisos Mensuales de la Real Sociedad Astronómica (texto completo aquí).

Nubes de Magallanes

Este mosaico de luz visible muestra las Nubes de Magallanes en el contexto del plano galáctico de la Vía Láctea.

Axel Mellinger, Central Michigan Univ.

Detectando lo Invisible

Los campos magnéticos se pueden encontrar dentro y alrededor de planetas y estrellas, pero también en las escalas de las galaxias. Hemos detectado campos magnéticos galácticos tanto en nuestra propia galaxia como en otras galaxias de disco, pero un campo magnético extragaláctico es otra cosa. Este es el primer campo magnético detectado "fuera" de una galaxia.

Para detectar la presencia de un campo magnético asociado con el Puente Magallánico, Jane Kaczmarek (Universidad de Sydney) y sus colegas observaron 167 fuentes de radio conocidas en la misma zona del cielo, situadas más allá de las Nubes de Magallanes (LMC y SMC son 160.000 Y 200.000 años luz de distancia, respectivamente). Algunas de estas fuentes de radio se encuentran directamente detrás del puente a lo largo de nuestra línea de visión y algunos de ellos estaban a ambos lados.

La luz de fuentes de radio es a menudo parcialmente polarizada para empezar, de modo que las ondas de luz tienden a ondular a lo largo de una cierta dirección. Pero si la luz pasa a través de un medio (como un gran filamento de gas) en su camino a nuestros telescopios, ese pasaje puede cambiar la polarización. Cuánto cambia nos dice sobre el medio intermedio. De las observaciones, los astrónomos calcularon que el campo magnético era 0.3 microgauss - millón de veces más débil que el campo magnético de la Tierra en la superficie de nuestro planeta.