Si eres Autor prueba la opción Nueva Entrada. Utiliza Chrome para ver el blog completo.

Date de alta como Autor en Universo Mágico Público

Comunidades para disfrutar de la Astronomía: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads

Colecciones de Google Plus para disfrutar del Universo: Astronomía en fotos - Astronomía en vídeo

LA NEBULOSA DUMBBEL La envoltura de una estrella





La nebulosa Dumbbell, también conocida como Objeto Messier 27, M27 o NGC 6583 es una nebulosa planetaria en la constelación de Vulpecula, a una distancia de 1250 al.Esta nebulosa fue la primera nebulosa planetaria descubierta, descrita por Charles Messier en 1764. Con una magnitud aparente de 7,4 y un diámetro de 8 minutos de arco, es fácil de observar con unos binoculares.

Sus datos de observación:
Época J2000.0
Ascensión recta      19h 59,6m
Declinación  +22° 43′
Distancia      1.250 al
Magnitud aparente (V)    +7,4
Tamaño aparente (V)       8,0 × 5,7 arcmins
Constelación           Vulpecula
Características físicas
Radio - al
Magnitud absoluta (V)    
Otras designaciones         M27, NGC 6583



    La nebulosa Dumbbell tiene una edad estimada de 3000 a 4000 años. A veces conocida en español como nebulosa de la Haltera (significado del término inglés dumbbell) o bien como nebulosa de la Manzana, constituye, igual que la célebre M57, un ejemplo de nebulosa planetaria: la envoltura expulsada por una estrella moribunda. Esta fase en la muerte de una estrella no dura demasiado tiempo, por lo cual no hay una gran cantidad de nebulosas en el firmamento. Pasados 50 000 años, simplemente se disipan en el espacio. Se estima la distancia a la nebulosa de unos 1000 años luz, lo cual implicaría unas dimensiones de entre 2 y 3 años luz para este objeto: se trataría de una de las mayores nebulosas planetarias conocidas.

      La  muerte de una estrella que arroja su más bella envoltura, Irónicamente, deja en  su partida  una explosión  de infinita belleza en el firmamento.   El Universo, no queda impávido. Dumbbell  deja su mensaje.
            Dejemos huella a nuestro paso, que sean nuestros valores  nuestra envoltura, tan brillante  que  el mundo  sabrá que “Hemos despertado”, no en  un grito bélico, sino de fe, amor y  de paz hacia la vida. El amor es el motivo, pero no puede quedar cautivo, siente su esencia y busca la manera de compartirlo…En esta gran obra de teatro que a veces es la vida, tú decides, ser espectador… o su protagonista.








2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Hola Eric..!!! ¡Que alegría tu visita...!!! Me alegra que te guste... ¡Que gocéis de una gran semana...!!! ¡Abrazos cargados de mi cariño..!!!

      Eliminar

Comentar es un incentivo para el Autor