Lo Último

Si eres Autor prueba la opción Entrada Nueva en la pestaña Entradas. Utiliza Chrome para ver el blog completo.

Date de alta como Autor en Universo Mágico Público

Comunidades para disfrutar de la Astronomía: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads

Colecciones de Google Plus para disfrutar del Universo: Astronomía en fotos - Astronomía en vídeo

EL CÚMULO ARCHES... Y sus turbulentas estrellas







        Situado en la Constelación de Sagitario el Cúmulo estelar Arches es el cúmulo más denso de estrellas conocido en la Vía Láctea, y está situado a unos 100 años luz de distancia del centro de la misma. Es de muy difícil observación debido al polvo estelar de la región; el grupo está oculto en las bandas visuales y se observa sólo con rayos X, infrarrojos y bandas de radio. Su radio es de aproximadamente un año luz. Contiene unas 150 estrellas jóvenes y muy calientes que son muchas veces más grandes y masivas que nuestro sol. Estas estrellas viven sólo unos pocos millones de años antes de agotar su combustible de hidrógeno, debido a su extrema luminosidad. El Cúmulo también contiene gas caliente, producido en los choques por las colisiones entre los poderosos vientos estelares de alta velocidad que fluyen desde las mismas  estrellas.

         La edad de este cúmulo de estrellas y el grupo Quíntuplo (otro grupo masivo de estrellas jóvenes de la región) se estima entre dos y cuatro millones de años. Se supone que las más masivas de sus estrellas sean supernovas, estrellas de neutrones en formación y agujeros negros, y están siendo desgarradas por los tirones gravitatorios del gigantesco agujero negro que se sabe situado en nuestro centro galáctico. Es sorprendente  aún cómo a pesar de estas fuertes mareas, el grupo puede haberse formado.

   Según las investigaciones  de Donal Figer, astrónomo del Instituto Rochester de Tecnología, se establece un tope de 150 masas solares para las estrellas en esta era del universo. Usando el telescopio espacial Hubble observó miles de estrellas del cúmulo Arches y no encontró estrellas que sobrepasen ese límite, a pesar de que la probabilidad estadística señalaba que allí deberían encontrarse varias de ellas.

      El contener las estrellas más masivas hace que Arches sea  el Cúmulo más denso de nuestra Vía Láctea, está envuelto  en una nube de gas y polvo estelar originado por las turbulencias de sus estrellas, que, precisamente por ser tan grandes, son muy inestables.
      Nosotros no  somos menos que las estrellas, pero al igual que ellas vivimos, a  veces, en medio de colisiones, sacudidos por tempestades en las más vanas trivialidades, sí, hay turbulencias no sólo en las estrellas, sino en los hogares, en las parejas, donde a veces inician  las pequeñas guerras.


     Tomemos del amor su esencia, tanta como para poder, de frente, avanzar con fuerza ante las turbulencias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentar es un incentivo para el Autor