Si eres Autor prueba la opción Nueva Entrada. Utiliza Chrome para ver el blog completo.

Date de alta como Autor en Universo Mágico Público

Comunidades para disfrutar de la Astronomía: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads

Colecciones de Google Plus para disfrutar del Universo: Astronomía en fotos - Astronomía en vídeo

Estrellas naciendo sobre el cielo profundo del ALMA

      


       
       En esta maravillosa imagen en alta definición de una sola exposición, tomada durante la Expedición de Ultra HD de ESO, tres objetos del cielo profundo parecen brillar frente a una de las antenas de alta precisión del conjunto ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array).

         La característica más llamativa es la rojiza nebulosa de Carina, también conocida como NGC 3372. Es una gran nube de gas, compuesta principalmente de hidrógeno, en la que la formación de estrellas comenzó recientemente. Las estrellas masivas azules, de breve duración, forjadas dentro de la nebulosa, emiten copiosas cantidades de radiación ultravioleta que ioniza el gas circundante y hace que los átomos de hidrógeno brillen con ese característico color rojo. Finalmente, las explosiones de supernovas y los vientos estelares de las estrellas más masivas, dispersarán el gas de la nebulosa de Carina, dejando uno o más cúmulos de estrellas.

    En esta imagen pueden verse dos de estos cúmulos de estrellas, conocidos como NGC 3532 e IC 2602, localizados respectivamente en la parte superior derecha y en la superior izquierda de la nebulosa de Carina.

     Los tres objetos celestes pertenecen a la constelación de Carina (la quilla) y fueron catalogados por primera vez por el astrónomo francés Nicolas Louis de Lacaille. En esta imagen parecen estar cerca unos de otros, pero las distancias que los separan de nosotros son muy diferentes. IC 2602 se encuentra a menos de 500 años luz de la Tierra, NGC 3532 está a unos 1.300 años luz de distancia y se cree que la nebulosa de Carina se encuentra a más de 10.000 años luz de nosotros.













Crédito: ESO/B. Tafreshi 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentar es un incentivo para el Autor